Escrito por Damián Contreras ● 11 de agosto de 2022 11:39:09 AM CDT

La humanidad desde la perspectiva tecnológica

1-3
Tiempo de lectura 5 minutos.

El futuro es inmenso, lleno de infinitas posibilidades, y considerando los acelerados avances que conseguimos en fracciones reducidas de tiempo podríamos aventurarnos a  aseverar que si conseguimos evitar la catástrofe, estamos solo al comienzo de la historia de la humanidad.

“Estudia el pasado si quieres pronosticar el futuro.”

-Confucio-

La perspectiva de largo plazo

En términos simples al hablar del pensamiento largoplacista persigue resultados o efectos a largo plazo.

La ideología largoplacista  o de largo plazo, es un enfoque ideológico en el que moralmente las personas que vivirán en el futuro importan tanto como los que estamos hoy. Esto en contraposición al pensamiento tradicional que se enfoca en el aquí y el ahora. 

La pregunta clave del pensamiento largoplacista es ¿Qué podemos hacer para mejorar las perspectivas del mundo a largo plazo? 

Te puede interesar: La evolución en la ingeniería de datos

En cierto modo, muchos de nosotros ya somos partidarios del largo plazo, al buscar un consumo más sustentable, preocuparnos por reducir los riesgos ambientales, e incluso pensar en cómo brindar un mejor  futuro a nuestros hijos, o bien planear un retiro confortable. Sin embargo, en muchos otros aspectos prestamos poca atención al futuro y sus posibles riesgos. 

Pero antes de mirar hacia adelante, hagamos caso de las palabras de Confucio y demos un vistazo al pasado. 

Nuestro pasado

¿Cuándo comenzó la humanidad? ¿Cuántos vinieron antes que nosotros? ¿ Cuántos seres humanos han vivido? 

En realidad no es posible responder con precisión a estas preguntas, sin embargo, los demógrafos Toshiko Kaneda y Carl Haub han abordado la cuestión utilizando los conocimientos históricos que poseemos. 

Lee también: ¿Cómo aportar valor a mi empresa a través de la Analítica de Datos?

No existe un momento concreto en que la humanidad haya surgido, ya que la transición de especie a especie es gradual. Pero si se desea contar a todos los humanos hay que tomar una decisión sobre cuándo vivieron los primeros humanos. Para ello los demógrafos usaron 200,000 años antes de la fecha actual como límite referencial.

La humanidad desde la perspectiva tecnológica

Kaneda y Haub, estiman que en esos 200,000 años han vivido y fallecido unos 109,000 millones de personas. 

A estos 109,000 millones de personas debemos agradecer la civilización que conocemos. Las lenguas que hablamos, la comida que cocinamos, la música que disfrutamos, las herramientas que utilizamos, gran parte de la arquitectura que hoy vemos y la infraestructura que conocemos, en  general lo que sabemos lo aprendimos de ellos. 

Un hecho más que sorprendente si consideramos que sólo llevamos 6,000 años de escritura, un dato que es pertinente destacar al considerar que la escritura es uno de los mejores medios para preservar y transmitir información, al permitir que nuestro cerebro evalúe, organice y recuerde mejor los datos. 

Del fuego a los viajes espaciales, el crimen de Prometeo. 

Cómo sabemos la mitología a menudo busca dar una explicación simple al mundo como lo conocemos y destacar aquellos sucesos más importantes en la historia que han cambiado el curso de la misma. 

Prometeo, que significa previsor, es una de las figuras más reconocidas en la mitología griega, un titán tan astuto como embustero, que en un acto de bonanza robo a los dioses el fuego para regalarlo a la humanidad y ayudarlos así en su lucha con la supervivencia.

3-Aug-10-2022-06-43-54-17-PM

Existen diferentes versiones del mito, y más regalos de Prometeo a la humanidad, sin embargo, es por haber dado el fuego al hombre que es castigado, el crimen por el cuál es tan reconocido en la mitología, pero ¿por qué?

Aunque es común relacionar el término tecnología con computadoras, internet y dispositivos electrónicos, lo cierto es que tecnología son todos los conocimientos y herramientas creados para satisfacer una necesidad o solucionar un problema. 

Revisa ahora: La tecnología revolucionando los espacios jurídicos, conoce Legatech IA

Por esta razón es que el fuego es tan importante, ya que marca uno de los principales hitos en avances tecnológicos de la humanidad, mismos que podemos clasificar en etapas como a continuación revisaremos brevemente. 

  • Prehistoria desde hace 2,5 millones de años hasta 5000 AC.
    Durante este periodo se desarrolló la construcción de herramientas de piedra, el uso del fuego, la agricultura, y se inventó la rueda.
  • Antigüedad del 5000 AC hasta el siglo V.
    Se inventaron los sistemas de escritura, la construcción de obras, las matemáticas así como los calendarios solares y lunares.
  • Edad Media comprendida del siglo V al siglo XV.
    Se implementan los molinos de viento, relojes mecánicos y el tenedor.
  • Edad Moderna que abarca del siglo XV hasta mediados del siglo XVIII.
    Etapa marcada por el desarrollo de la imprenta, telescopio y los viajes de exploración a territorios desconocidos.
  • La Edad Contemporánea  de la segunda mitad del siglo XVIII a la actualidad.
    Con la revolución industrial el desarrollo tecnológico se acelera, aparece la máquina de vapor, tren de vapor, la electricidad, computadoras, internet y viajes espaciales.

Si consideramos que el primer vuelo de los hermanos Wright tiene poco más de un siglo, y en menos de 60 años después conseguimos el primer viaje espacial, o el hecho de que las hazañas que eran descritas propias de un futuro lejano y virtualmente imposible en la novela Yo, robot que hoy son prácticamente una realidad cotidiana, podemos aseverar que las innovaciones tecnológicas recién comienzan.

Probabilidades infinitas

En 2022 vivimos aproximadamente 7.950 billones de personas. Sumados a los que han muerto, han nacido unos 117.000 billones humanos desde los albores de la humanidad moderna. 

Esto significa que los que estamos vivos ahora representamos alrededor del 6.8% de todas las personas que han existido. Dichas cifras pueden ser difíciles de entender si no son puestas en perspectiva. 

Copia de Legaltech

Imaginemos esto como un gigante reloj de arena. Pero en lugar de medir el paso del tiempo, mediremos el paso de las personas. 

Cada grano de arena representa 10 millones de personas: cada año nacen 140 millones de bebés. Así que añadimos 14 granos de arena a nuestro reloj.  Cada año mueren 60 millones de personas; esto significa que 6 granos pasan por el reloj de arena y se añaden al gran número de personas que han fallecido. 

Mira también: Ciencia, Datos, Nube y Rock & Roll

Ahora bien pensando en nuestro futuro potencial la pregunta que debemos hacernos es ¿Cuántas personas nacerán en el futuro? y al igual que antes, no lo sabemos con exactitud pero sabemos una cosa, el futuro es inmenso, el universo que conocemos existirá durante trillones de años. 

Podemos utilizar este hecho para hacernos una idea de cuántos descendientes podríamos tener en ese inmenso futuro.  El número de personas del futuro depende del tamaño de la población en un momento dado y de cuánto tiempo vivirá cada una de ellas, pero el factor más importante será la duración de la humanidad. 

El futuro potencial

Antes de examinar un abanico de infinitas posibilidades, empecemos por establecer una línea simple de la que partir. 

El ser humano es un mamífero. Una forma de plantear cuánto tiempo podríamos sobrevivir es preguntarse ¿Cuánto tiempo sobreviven los mamíferos cómo especie?

Resulta que la vida típica de una especie de mamíferos es de alrededor de 1 millón de años. Pensemos entonces en un futuro en el que la humanidad exista durante 1 millón de años: 200,000 años ya han quedado atrás, por lo que aún nos quedarían 800,000 años por delante. 

Con ello en mente consideremos un escenario en que la población se estabilice de acuerdo con las proyecciones de la ONU para finales de este siglo con una cifra de 11,000 millones de personas en la población, asumamos también que de acuerdo a la misma proyección la esperanza de vida aumente hasta los 86 años como media. 

En un futuro así, existirían 100 billones de personas vivas durante los próximos 800,000 años.

Cómo podemos observar en el siguiente gráfico. Cada triángulo representa a 7.950 millones de personas: es la forma del triángulo verde de nuestro reloj de arena y corresponde al número de personas que vivimos hoy. 

Pastel Cute Playful Abstract Thank You Card (Portrait)

Cada fila representa el nacimiento de medio billón de niños. para 100 billones de nacimientos hay 200 filas. 

Incluso si no estuvieras de acuerdo con los números que plantea este escenario, es fácil que veas cómo diferentes números llevarían a diferentes futuros. 

Por ejemplo, si crees que la población mundial se estabilizará en un nivel 50% mayor que el cálculo principal, entonces el gráfico sería un 50% más amplio; mostrando el nacimiento de 150 billones de niños. 

Por el contrario si asumimos que la población mundial tendrá solo mil millones de personas, entonces el gráfico sería solo una undécima parte de ancho y mostraría 9,1 billones de nacimientos. 

Te puede gustar: Migración de datos a través de BigQuery y Google Cloud

El reloj nos muestra cuántos niños podrían nacer en los próximos 800,000 años, un futuro en el que los seres humanos sobreviven tanto como una especie promedio de mamíferos. Pero claro, la humanidad dista mucho de ser una especie promedio de mamíferos.

Una cosa nos diferencia es que tenemos el poder de destruirnos a nosotros mismos. Desde el desarrollo de las armas nucleares, está en nuestras manos el poder producir el fin de la humanidad. Pero también nos diferencia el poder de inventar.

La ciencia de hoy es la tecnología del mañana

En alguna ocasión, Edward Teller, físico de origen húngaro, dijo: “La ciencia de hoy es la tecnología del mañana”, una frase más que adecuada para hablar de la capacidad de innovar del ser humano. 

A diferencia de otros animales que nacen provistos por la naturaleza para la supervivencia con garras, colmillos, camuflaje, etc. el ser humano ha heredado la capacidad de adaptación tanto de sí mismo como de su entorno para protegerse. 

Pensemos por ejemplo en un depredador alfa como los dinosaurios, dominado la cadena alimenticia pero incapaces de protegerse ante un asteroide que los aniquiló. Si bien el ser humano carece de las fortalezas físicas características de un depredador alfa, se encuentra en la cima de la cadena alimenticia y cuenta con sistemas eficaces para vigilar asteroides con el fin de desplegar defensas en caso de ser necesario. 

El desarrollo de tecnologías abre las puertas a una supervivencia mayor a la de una especie típica de mamíferos. A medida que obtenemos información, experimentamos, fallamos, aprendemos y corregimos el ser humano encuentra nuevas y mejores soluciones a sus problemas. 

Pensemos por ejemplo en TICs, en un inicio el sistema de conectividad se limitaba al correo escrito y demoraba demasiado tiempo el poder establecer una comunicación, por lo que los mensajes que se enviaban debían cuidarse de ser bien detallados y contextualizados.7-Aug-10-2022-06-43-30-32-PM

El telégrafo fue una de las primeras innovaciones en transformar esto permitiendo una comunicación mucho más rápida y poco después conocimos el teléfono, sin embargo, la insaciable curiosidad del ser humano no se detuvo y para 1945 conocimos ENIAC la primera computadora, en 1985 comenzábamos a ver los primeros atisbos de Internet. 

Checa también: IA y Machine Learning ¿Por qué son tendencia en el mundo del eCommerce?

Hoy en día la hiperconectividad es una realidad que continúa incrementándose, con la posibilidad de mantener conversaciones a miles de kilómetros igualando la fluidez de una conversación cara a cara, lo que ha permitido diversificar la forma de comunicar, así como los contenidos de nuestras conversaciones, pero también ha permitido una cercanía cultural nunca antes vista. 

Todo esto mientras se llevan registros cada vez más precisos del intercambio de información y datos, mismos que al ser curados y analizados desde diversos enfoques han permitido innovar cada vez más rápidamente, así como conseguir hitos antes considerados imposibles, como fotografiar un agujero negro. 

Los riesgos del mañana, data science y prevención

Cómo ya se ha mencionado el futuro plantea infinitas posibilidades, pero también infinitos riesgos, con una capacidad tanto destructiva como constructiva el destino de la humanidad depende de la capacidad de asumir su responsabilidad con el futuro y entender que cada acción nos afecta a nosotros y a las futuras generaciones. 

“No puedes escapar de la responsabilidad del mañana evadiéndola hoy.”

-Lincoln-

Y esto nos plantea la misma pregunta que la perspectiva largoplacista ¿Qué puedo hacer hoy para mejorar las perspectivas del mundo a largo plazo?

Los riesgos más comunes en los que solemos pensar son los peligros medioambientales, la escasez de recursos vitales como el agua, pero pocas veces consideramos otros riesgos en el futuro como son las armas nucleares, la desaparición de especies animal o vegetales, e incluso pandemias por enfermedades aún desconocidas. 

Riesgos que hoy día son una realidad, cómo pudimos comprobar con la contingencia sanitaria derivada del COVID19, o que podemos ver en la alarmante cantidad de especies en peligro de extinción, o la poca inversión en tecnologías sustentables de muchos países y empresas. 

Si bien el enfoque de este artículo es en un futuro a largo plazo, debemos entender que por paradójico que suene ese futuro comienza hoy y depende enteramente de nuestro accionar aquí y ahora.  

Es por ello que resulta tan importante entender nuestro papel tanto como la importancia de las innovaciones tecnológicas y su impacto en nuestro aprendizaje y forma de concebir al mundo. 

Llevamos solo 6,000 años de escritura como ya se mencionó, sin embargo, es importante entender que es gracias a esta innovación que la transmisión de conocimientos se volvió mucho más duradera y eficiente. 

Actualmente el IoT así como la tecnología Cloud permiten registros mucho más detallados, eficientes y duraderos que nunca, pero además abre la posibilidad de mantener este bagaje de información hiperconectado para su análisis y estudio en diferentes ámbitos, lo que permite plantear nuevas soluciones colaborativas. 

9-Aug-10-2022-06-44-00-20-PM

Si a ello sumamos la posibilidad de automatizar procesos, así como la tecnología Machine Learning que permite nuevos enfoques al reducir las tareas mecánicas para permitir centrar el enfoque en soluciones cada vez más sustentables y eficientes, podemos asegurar que los humanos que nacieron en las últimas décadas van a provocar cambios radicales en este mismo siglo. 

Al integrar estas tecnologías con el rigor científico y la creatividad humana, podemos imaginar un futuro vasto en el que los problemas que hoy nos aqueja sean solucionados  con innovaciones sustanciales y sustentables que permitan a nuestros hijos y nietos continuar el progreso y construir una sociedad mejor de lo que somos capaces de imaginar.

Ve ahora: Big Data en la nube: ¿En qué etapa se encuentra tu empresa?

Como prueba de ello basta con ver la evolución de los celulares inteligentes  en tan solo 30 años en los que pasaron de ser grandes dispositivos con un peso aproximado de 800 g, baterías de una hora y cuya mayor innovación era el guardar una agenda de contactos a los dispositivos que conocemos hoy en día, con la capacidad de ser reproductores, cámaras, y hasta consolas con un peso promedio de 200 g. 

y tú ¿Cómo imaginas el futuro? ¿Cuál crees que es la próxima innovación? 

 

Temas: Machine Learning, Tendencias, Big Data

Anteater_Ads_02

Comentarios